Emprendimiento - Elaboración del vino casero.

Elaboración del vino casero: Antes de emprender, esto es lo que necesita saber.


Emprendimiento - Elaboración del vino casero


No es difícil hacer su propio vino desde casa en estos días. Puede ser divertido y muy gratificante, especialmente cuando puede probar y compartir lo que ha creado. Pero antes de emprender la elaboración del vino en casa, aquí hay algunos consejos que debe tener en cuenta que lo ayudarán a tener éxito.



Cualquiera puede participar en la elaboración del vino y encontrar el proceso no solo bastante fácil sino también bastante satisfactorio. La ventaja de poder presentar su propia etiqueta de la casa puede ser una ocasión bastante especial, especialmente en el primer embotellado.


Hay algunas cosas a tener en cuenta cuando se hace vino en casa, y el proceso debe seguirse con mucho cuidado. Tendrá que asegurarse de tener el espacio para realizar el proceso de fermentación, así como un lugar para almacenar su vino para que pueda madurar.


Si bien las uvas son la base más popular para cualquier vino casero, así como cualquier vino profesional, en realidad puede usar casi cualquier fruta o producto vegetal comestible. Las uvas se usan con mayor frecuencia porque, naturalmente, tienen el equilibrio adecuado de productos químicos para que el proceso funcione correctamente.


Si está interesado en hacer vinos con otras frutas, solo necesita agregar enzimas adicionales, azúcares y otros productos químicos para crear el equilibrio artificialmente. Hay mucha información tanto en línea como en libros impresos sobre cómo hacer esto de la manera correcta.


Una vez que haya recogido su fruta, debe tener la capacidad de completar el proceso de fermentación. No es demasiado difícil, pero querrá tener el equipo adecuado. Puede comprar kits para hacer vino en casa o, alternativamente, puede usar artículos adecuados que ya tenga en su hogar.


Debe poder almacenar su vino en un lugar que tenga la temperatura adecuada. Si no es así, entonces el vino puede no fermentar o envejecer adecuadamente. El proceso de fermentación durará entre tres semanas y dos meses, luego se embotella y luego se envejece.


El tiempo que envejezca dependerá de las uvas o frutas que haya elegido, así como de su propia preferencia. Si desea una cosecha de diez años, puede hacerlo, pero deberá asegurarse de que su vino sea del tipo que resista el envejecimiento. Algunos no durarán más de un año o dos.


La elaboración del vino en casa no es un proceso rápido, una vez embotellado lo está viendo alrededor de seis meses a un año antes de que pueda beber su vino e incluso entonces puede que no esté completamente listo.


Dependerá del tipo de vino que haya elaborado, pero las instrucciones o recetas que siga serán más detalladas sobre el momento. No espere que sea como la cerveza casera porque es un proceso de crecimiento mucho más largo.



Hacer vino en casa es una gran experiencia y vale la pena probarlo al menos una vez. Asegúrese de saber con anticipación en qué se encuentra y esté preparado para exhibir cierta paciencia en el proceso.


Los resultados serán divertidos y con un poco de práctica podrá crear vinos que rivalizarán con los de las bodegas profesionales.